martes, 31 de mayo de 2016

ARDE


Si sòlo fuera gaviota por lo que me ofreces ahora.... Giraría mi vida...
Pero... querida gaviota, no quiero permitirme un profundo sonámbulismo, no quiero ser un cuerpo exclavizado, porque mi tentación persiste, más allá de la nube verde...
No me mires querida gaviota, escòndete en tu almohada, ahí estarás mejor, más tranquila y menos libre...
Escòndete del infierno... Allí hace demasiado calor, calor abrasador...


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada